Blog > 12 March, 2012 - 23:27 > Engañando al cerebro.

Llevo unos días experimentadno algunas cosas con los alumnos que quiero plasmar para poder recueperarlas más adelante y comprobar o no su valía:

Soy de la opinión de que los habitos no se pueden reeducar (ni los buenos ni los malos) solo se pueden "reescribir" adquiriendo un nuevo habito que suplante al anterior, esto es especialmente cierto en los "vicios" técnicos en la interpretación deun instrumento.

He comprobado que es increíblememte difícil hacer que un alumno deje de hacer algo que le impide "sonar" bien, esto es debido a que el vicio en cuestión ha sido asimilado como hábito y el cerebro es incapaz de variarlo mientras el estímulo por elque éste se produce  no se cambie.

Para producir este cambio de éstimulo es necesario ser muy creativo e incluso llegar a cosas estúpidas, trataré de explicarlo con varios ejemplos.

-Un alumno que ha  adquirido el hábito de poner la lengua entre los dientes que crea un aumento de presión en la cavidad bucal y le ayuda o mejor dicho le permite la vibración de los labios pero le impide un control regular del paso del aire y por extensión del sonido, la solucción obvia sería decir, "quita la lengua de ahí" pero esto es extremadamente complicado ya qu este movimiento está asimilado como hábito y en elmismo momento en que respira la lengua se coloca en el lugar que lo ha hecho tantas y tantas veces hasta el momento.

La solucción, seguro que hay otras pero se me ocurrió esta, tratar de tocar mientras con la lengua recorres la parte inferior de la dentadura notano cada diente, el ejercicio no tiene como finalidad el poder hacer esto si no distraer al cerebor ocupando su procesamiento en una tarea distinta y que ocupe a la parte que no funciona de tal manera que le decimos al cerebro que no le hace falta poner la lengua entre los dientes ya que podemos moverla y por consiguiente podremos con el tiempo relajar la lengua a su posición optima.

-Alumno que tiene problemas con el control del aire y la artculación ya que "piensa demasiado" no habiendo sdo adiestrado adecuadamente en estos conceptos ha adquirido una serie de "vicios" de los cuales no es capaz de salir.

El alumno trata de hacerlo pero le provoca mucha tensión.

Solucción, hemos experimentado algo muy estúpido en realidad, tocar mientras hacemos circulos "a tempo" con la pierna derecha, haciendo esto el cerebro se ocupa de la nnueva tarea que nunca antes había hecho y gastando su energía en ello deja que el aparato respiratorio funcione más relajado y por consiguiente el sonido y el control mejoran, con este tipio de condicionamientos se pueden adquirir nuevos hábitos que de otra manera son extremadamente complejos de conseguir.

pues nada seguiremos investigando

 

www.victorcorrea.info | Contact | Design and development by www.polnetwork.com | Photo by www.manelchico.com